Historias

Miguel Angel Príncipe Vicente

Líder Forte: Soñador y Perseverante

Miguel Príncipe, líder de su comunidad, el Centro Poblado Manchay Alto, presidente del Frente de Desarrollo y Defensa de los Centros Poblados Unidos de Pachacámac, periodista, padre de familia, Manchayno de corazón, un peruano FORTE.
De una familia de 12 hermanos, papá huaracino y mamá del centro Poblado Pampa Flores en Pachacámac, Miguel Príncipe llegó a Manchay a los 9 años de edad lleno de ilusiones. Soñaba en un Manchay diferente con parques y mejorar la calidad de vida de la población. Por aquellos tiempos todas las construcciones eran de adobe y quincha, no existían pistas, todos los caminos eran de tierra. Veía como mucha gente se iba de Manchay, porque quería “vivir mejor”, él creció con la convicción que se podía vivir mejor sin irse del Valle de Pachacámac.
Para estudiar su educación secundaria en Pachacámac caminaba 4 horas diariamente. Miguel quería ser periodista, tenía ese deseo en su mente y su corazón, y como buen peruano FORTE luchó por su sueño. A su mamá no le alcanzaba para pagarle los estudios superiores; por eso el decidió trabajar y matricularse en un instituto que quedaba en el centro de Lima, en Abancay. El estudio era interdiario y él iba de Pachacámac hasta Abancay, tomando dos carros, trepando un cerro y caminando 4 horas. Los días que no iba a estudiar trabajaba en la chacra para tener para sus pasajes y para comer.
Un poco después se fue a vivir con un hermano, más cerca del centro de estudios. Trabajaba ayudando en carpintería para ganarse el sustento. Ha trabajado de albañil, de controlador de combi. Ha sido catequista en su parroquia donde fue formado con gran cariño y con valores de ayuda al prójimo.
El quería ser locutor de radio y cumplió su sueño, sus primeras intervenciones fueron pequeñas, hizo prácticas sin recibir pago, pero la vocación era más grande. Perseveró y fue creciendo en el mundo de las emisoras, ahora trabaja en Radio Cadena de Cieneguilla, hoy administra la radio.
Como dirigente tiene ya más de 7 años, entró a pedido de las familias de su centro poblado, Manchay Alto. El siempre menciona que su trabajo y todos los logros son gracias a trabajar en equipo, ya que reconoce a todos los dirigentes que lo han acompañado en este camino.
Hace 6 años, con otros dirigentes amigos de los centros poblados vecinos, iniciaron un nuevo sueño: El Frente de Desarrollo y Defensa de los Centros Poblados Unidos de Pachacámac para seguir mejorando juntos.

← Volver a Historias