Historias

Nelly Consuelo Salas vda De Zamora

Mi madre,

Mi mamá quedó viuda cuando ella tenía 45 años, sola con sus 3 hijos, hasta hoy recuerdo la escena de mi mamá un día después de la muerte de mi padre diciendo, ahora que voy a hacer con los tres chicos, porque me has dejado, que voy a hacer sola… mis dos hermanos estaban estudiando en la universidad y yo tan sólo tenía 8 años, una niña.
Ella tomo una decisión y por eso la admiro bastante, ella decidió sacar adelante a sus hijos sola, desde pequeños ella nos ha inculcado que la mejor arma es la educación, y ella siempre quiso que nosotros seamos mejores que ella, mis hermanos terminaron la universidad, tengo un hermano que es ingeniero civil y una hermana doctora. Ahora me tocaba a mi estudiar en la universidad, mi mamá tenía el sueldo de una profesora cesante que no es mucho, y una pensión de mi padre que era también poco, haciendo un total no mayor de 1500 soles y hasta ahora no entiendo como ella pudo educarme en una universidad particular donde la pensión era 1031 más los gastos del cuarto alquilado 250 soles + los materiales para hacer mis maquetas, en fin muchos gastos más, ella a veces prefería dejar de comprar sus medicinas para pagar mi pensión y eso me dolía bastante, solo pensaba cuando termine mi carrera le daré lo mejor, todo lo que ella se merece, todo sus esfuerzos serán recompensados, al terminar la universidad y después de unos años a ella le diagnostican cáncer en la etapa inicial, no podía creerlo, esa noticia nos dejo devastados, nunca la había visto tan triste, tan deprimida, yo conseguí un trabajo de freelance para tener más tiempo y llevarla a sus quimioterapias, mientras ella recibía sus quimioterapias yo me sentaba a su lado con mi laptop avanzando mis planos porque necesitaba trabajar, me chocó ver como su cabellito se caía, como iba bajando de peso, pero lo único que le decía era mamá come, aliméntate te vas a mejorar y así fue después de recibir sus quimioterapias ella se recuperó, ahora está controlado, ya está mucho mejor y yo cumplí con lo que prometí, hace unos mese nos fuimos a Europa fue un regalo para ella, viajar que ella conozca el mundo y es uno de los tantos viajes que haremos juntas, ella es una madre luchadora a quien admiro y respeto mucho porque sola nos sacó adelante, y entendí que no importa en la situación que te encuentres lo importante es como decides enfrentarte a ellos, todos tenemos problemas, todos, pero la diferencia la hace como nos enfrentamos a ellas.

← Volver a Historias